Con el objetivo de relevar la importancia de la protección del medio ambiente y sus efectos en el bienestar de las comunidades y el desarrollo económico, las Naciones Unidas designaron el 5 de junio como el “Día Internacional del Medio Ambiente”. En ese contexto, la Red Compromiso Minero, integrada por más de 100 adherentes del ecosistema minero de todo el país, hoy reafirma sus compromisos para continuar trabajando colaborativamente en difundir los avances del sector en esta materia, así como también los desafíos pendientes en los cuales trabajan. 

“Es crucial entender que el cuidado del medio ambiente no es una tarea exclusiva de un sector o grupo de personas, sino que requiere la colaboración de todos. Debemos trabajar juntos; gobierno, empresas, comunidades y ciudadanos, para promover la minería responsable y, a su vez, fomentar el desarrollo de tecnologías limpias”, sostuvo el gerente de sostenibilidad de Pucobre y vocero de Compromiso Minero, David Sanz.

Uno de los pilares de trabajo de la Red Compromiso Minero es el Pilar Ambiental. En este tema, el ecosistema se ha establecido como meta que para 2025 el 90% del agua usada en la minería será proveniente del mar o reutilizada. Actualmente, el sector minero consume solo un 4% de agua continental y recircula el 76% en sus operaciones. El 30% de su consumo corresponde a agua de mar. 

En cuanto a energía, el consumo eléctrico de la minería se ha mantenido en 1/3 del total país. Actualmente, un 50% de la energía eléctrica que utiliza la minería proviene de fuentes renovables y se estima que al 2030 ese porcentaje alcanzará el 90%. 

“Uno de los grandes desafíos que tenemos a nivel mundial hoy es la crisis climática, donde la minería juega un rol fundamental, no solo por sus iniciativas de producción responsable, sino también a través de los minerales como el cobre, litio, hierro, plata y molibdeno, responsables de generar energías limpias necesarias para la descarbonización y la electromovilidad”, afirmó Gabriela Novoa, representante de Compromiso Minero y Directora de Relaciones Estratégicas del AMTC.

Ejemplos de lo anterior es que para construir turbinas que permitan generar 1 MW de energía eólica, es necesario utilizar entre 3 a 5 toneladas de cobre y 355 toneladas de acero, metal que proviene del hierro. Y para generar la misma cantidad de energía a través de paneles solares, se necesitan 5 toneladas de cobre.

Conoce más iniciativas del ecosistema minero ante el cuidado del medio ambiente haciendo click AQUÍ.