PERSONAS

Estamos comprometidos con generar y tener empleos de la más alta calidad y seguridad

Más de 650 mil personas trabajan en minería y en actividades económicas vinculadas a la minería.

En regiones del norte donde se desarrolla la actividad, el empleo minero directo e indirecto alcanza entre un 30% y más de 60% de la fuerza laboral.

El sector minero está preocupado por promover y fortalecer la formación de técnicos y profesionales, generando oportunidades y desarrollo laboral a través de la innovación, eficiencia, participación femenina y seguridad.

La minería tiene la menor tasa de accidentabilidad: 1 accidente por cada 100 trabajadores (2019), disminuyendo en un 45% los accidentes laborales en los últimos 10 años.

De acuerdo con datos entregados por el SERNAGEOMIN, en la última década la tasa de fatalidad en el sector ha caído un 75%. Esto refleja el profundo compromiso que tiene el sector con la seguridad de quienes son parte de esta industria.

Compromiso minero

Estamos comprometidos con una mayor incorporación de mujeres

El compromiso del sector está por seguir incrementando la participación de mujeres en la industria minera. Según el último Estudio de Fuerza Laboral de la gran minería del Consejo de Competencias Mineras, la participación femenina en el sector minero alcanza 11,8%.

En la industria, existe un compromiso por posicionar a mujeres en cargos de mayor responsabilidad. La participación de la mujer en cargos de toma de decisión en la minería ha aumentado, pasando de 8,7% en 2018 a un 13,1% en 2020.

En el 2018 y siendo parte de la Mesa Mujer y Minería, las empresas mineras se comprometieron y firmaron el decálogo que promueve la incorporación de mujeres y la conciliación de la vida laboral, familiar y personal.

Este año 2021, Gobierno y empresas mineras, proveedoras y asociaciones gremiales, firmaron un nuevo compromiso para seguir impulsando la incorporación femenina en la industria, introduciendo mecanismos de medición.

Compromiso minero

Estamos comprometidos con los proveedores locales

La actividad minera tiene un fuerte encadenamiento con otros sectores productivos, principalmente formado por proveedores de bienes y servicios. De acuerdo a un estudio de Cochilco, por cada 100 pesos de valor económico que genera la minería, otros 78 pesos son generados por sus proveedores, principalmente en sectores como la construcción, servicios empresariales e industria.

En siete regiones del centro norte del país, donde se desarrollan actividades mineras, hay más de 3.500 proveedores.

De ese total de proveedores de la minería, se estima que aquellos con un mayor componente tecnológico distribuyen sus operaciones de la siguiente forma a nivel regional: Tarapacá 184; Antofagasta 338; Atacama 177; Coquimbo 131; Valparaíso 134; Metropolitana 221; O’Higgins 137.

El sector minero trabaja para apoyar el desarrollo de proveedores locales. Varias empresas mineras cuentan con plataformas digitales para favorecer el acceso de proveedores de sus respectivas regiones, donde entregan información de sus requerimientos y establecen reglas de contratación transparentes y objetivas.

Compromiso minero

Es común que las empresas mineras incluyan en sus reportes de sustentabilidad el porcentaje de proveedores locales y las compras a estos, como una señal de compromiso con el aumento de los indicadores anteriores.

Lejos de pretender que los proveedores creen una relación de dependencia con las empresas mineras, el objetivo es que esos proveedores desarrollen una capacidad empresarial que les permita expandirse hacia otras actividades y así sentar una base productiva más amplia y sostenible en las regiones.

Un caso particular de la expansión de las ventas de los proveedores mineros locales se da en aquellos que además logran exportar. Ya se reportan casi 500 de estos proveedores, con exportaciones anuales por más de US$ 500 millones.

Compromiso minero

Estamos comprometidos con las comunidades

Aportar a la calidad de vida y el desarrollo sostenible tanto de las comunidades cercanas como de la ciudadanía fuera de la zona minera, es parte del compromiso de este sector. Generar valor para todas las personas que conviven en un territorio, en línea con sus prioridades e intereses, con una mirada colaborativa, integral y estable en el tiempo.

Apoyar a las comunidades en colaboración con los municipios y gobiernos regionales, en materias tales como educación, acceso al agua potable, infraestructura, programas deportivos, programas culturales, programas de apoyo al emprendimiento, desarrollo técnico y profesional, entre otros.

El respeto y adecuado relacionamiento con pueblos originarios han sido objeto de especial atención por parte de las compañías mineras.

Junto con el cumplimiento del Convenio 169 de la OIT, el sector minero suscribe la Declaración de Posición del Consejo Internacional de Minería y Metales sobre Pueblos Indígenas y Minería de 2013, que fomenta el desarrollo de relaciones constructivas entre ambas partes, basadas en el respeto recíproco, la participación significativa, la confianza y el mutuo beneficio.

Compromiso minero
Ir al principio de la página